Casas sostenibles: una elección consciente

Las casas sostenibles ofrecen un diseño bioclimático y un consumo energético reducido. El estándar passivhaus minimiza al máximo el consumo y además aporta calidad y confort.

Si estás pensando hacerte una vivienda y has empezado a leer este artículo, lo más probable es que el término casas sostenibles haya pasado por tu mente y se haya quedado dando vueltas.

Si es así, bienvenido, en el tiempo en el que vivimos y en esta fase de transición climática, tu elección consciente es el primer paso para conseguir una evolución.

casas sostenibles¿Qué es una vivienda sostenible?

Para los que aún no tengan claro el concepto, podemos decir brevemente, que una casa sostenible es aquella que no precisa gran cantidad de energía durante su vida útil y la que precise que, en su mayoría, venga de un origen renovable. De este modo no agotará recursos y no causará grave daño al medio ambiente, como dice la definición de la RAE del término sostenible.

Como hemos visto “sostenible” es un término bastante genérico que puede englobar muchos aspectos. En el ámbito de la edificación estarán centrados a la hora de diseñar y construir viviendas. Podemos decir que una casa sostenible siempre conllevará un diseño bioclimático. Resulta lógico que una vivienda centrada en la reducción de energía y en minimizar daños al medio ambiente se diseñe aprovechando las opciones naturales disponibles en el medio en el que nos encontremos.

Esto es, por ejemplo, orientar la vivienda correctamente para evitar consumos energéticos extra, permitiendo el soleamiento o protegiéndonos del mismo dependiendo de la ubicación de la vivienda. No tendrá los mismos requerimientos de orientación una vivienda en Sevilla que una vivienda en el pirineo aragonés. La protección de vientos dominantes, considerar tamaño de los huecos, tener en cuenta la vegetación de la parcela para conocer cuándo tendremos sombreamiento natural… Todos estos aspectos forman parte de un diseño bioclimático imprescindible para una casa sostenible. Así garantizamos que con tan solo con el diseño ya estaremos reduciendo y optimizando los consumos energéticos y por lo tanto, el impacto ambiental. Es importante dejarse guiar en este aspecto por un experto en la materia, que nos aconseje e indique cuales serían los puntos más importantes en el diseño.

Vivienda passivhaus en Miraflores de la Sierra, fachada latera

El diseño de una casa pasiva reduce el consumo energético y el impacto ambiental.

Las casas pasivas

Además del diseño bioclimático, para la reducción de consumos, es importante tener en cuenta las soluciones constructivas más óptimas para llevar estos valores energéticos al mínimo. Aquí es donde entran las casas pasivas. Son viviendas sostenibles con un diseño bioclimático construidas de tal forma que apenas precisan sistemas activos (sistemas con consumo energético) para la climatización de la misma.

Dándole una vuelta más a las casas pasivas, limitando los consumos energéticos y teniendo en cuenta el confort interior del usuario, podemos construir una vivienda passivhaus. Esta vivienda sostenible se diseña y construye bajo un estándar de construcción, el passivhaus. Esta vivienda tendrá que cumplir unas exigencias energéticas, de hermeticidad, de confort interior y de calidad del aire. En este tipo de viviendas hablamos del estándar energético más exigente a día de hoy en cuanto a consumos energéticos se refiere. En este artículo podéis leer más sobre las ventajas de una vivienda passivhaus.

De cara a la construcción, una casa sostenible puede ser construida con materiales habituales o materiales ecológicos. Los materiales ecológicos tienen su base en productos naturales y algunos en materiales reciclados. Estos pueden ser maderas, lana de oveja, pinturas naturales, vidrio reciclados, bambú, etc… Si como usuario estás interesado en darle un plus de sostenibilidad a tu vivienda emplear materiales ecológicos reducirá la huella de carbono de la misma.

casas sostenibles, huella carbono

Las casas sostenibles reducen la huella de carbono.

La huella de carbono de una vivienda o edificio

Es un cómputo de emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del mismo, es decir desde la construcción hasta su demolición pasando por toda su vida útil. Cada material lleva un CO2 asociado debido a su fabricación, a su uso y a su reciclaje final. Además, en estos cálculos se considera la huella asociada al transporte del material, primando, en este caso, los materiales locales o de cercanía.

Por lo tanto, si además de reducir los consumos energéticos de su vida útil al mínimo, se emplean materiales ecológicos, se reducirá esta huella considerablemente debido a la fabricación y posterior reciclado de este tipo de materiales.

Conclusión

En resumen diremos que las casas sostenibles conllevan un diseño bioclimático y unos consumos energéticos reducidos durante su vida útil. Para reducir al mínimo estos consumos energéticos y aportarle calidad y confort interior a la vivienda podemos construir la vivienda bajo el estándar Passivhaus. Si además, queremos limitar el impacto ambiental desde la fabricación de los materiales lo ideal es emplear materiales ecológicos. Como has podido leer, las casas sostenibles agrupan distintas tipologías y formas de construir, ahora te toca a ti.

Finalmente, la decisión es tuya como usuario final. La inversión que hacemos en construir nuestra propia vivienda podemos decir que, en la mayoría de casos, lo hacemos tan solo una vez en la vida. Por lo que en esta elección consciente hay que valorar las opciones mencionadas durante el artículo. Es una decisión muy importante ya que afectará a nuestro bolsillo mes a mes (debido a la factura energética y mantenimiento) y tendrán una repercusión directa sobre nuestro planeta.

Casas sostenibles, el passivhaus

Las viviendas Passivhaus son casas sostenibles que minimizan al máximo el consumo y además aporta calidad y confort.