Ventajas de vivir en una Passivhaus

Entrevistamos a José Francisco Sánchez, arquitecto de MadridArquitectura y Lucía, propietaria de una vivienda Passivhaus certificada

José Francisco Sánchez, arquitecto, y Lucía, propietaria de una casa pasiva proyectada y construida por MadridArquitectura, nos cuentan las ventajas de vivir en una Passivhaus, una vivienda de consumo energético casi nulo.

Entrevista a José Francisco Sánchez, MadridArquitectura

José Francisco Sánchez de MadridArquitectura y Proyectos Pasivos

Me llamo Fran, soy arquitecto, dirijo MadridArquitectura Proyectos Pasivos, empresa ubicada en Soto del Real. Somos un estudio de arquitectura especializado en proyectos pasivos certificados. Tenemos una constructora con la que ejecutamos nuestros proyectos.

La certificación de las viviendas passivhaus es la garantía que tienen nuestros clientes de que realmente tanto el proyecto como la construcción y la obra van a ser lo que realmente contratan: una casa pasiva conforme al estándar del Passivhaus Institut.

El proyecto se basa en un aislamiento térmico muy elevado, unas ventanas y puertas de altas prestaciones, una ventilación controlada con recuperación de calor y ausencia de puentes térmicos en la construcción. Son los cinco principios básicos del Passivhaus y cumpliendo todos, conseguimos estar en el estándar y conseguir el máximo confort interior y un ahorro de energía muy elevado.

Entrevista a Lucía, que nos cuenta las ventajas de vivir en una Passivhaus

ventajas de vivir en una passivhaus

Lucía nos cuenta las ventajas de vivir en una Passivhaus.

Me llamo Lucía, soy veterinaria. Me decidí hace un tiempo a construir una vivienda Passivhaus. Para mi, era muy importante tener una parcela porque me gustan mucho los animales y quiero tener muchos, y en cuanto al precio, me salía más económico hacerme una casa a medida.

Al final me decidí hacer la casa con Fran de MadridArquitectura porque me inspiró mucha confianza. Desde el primer momento, me orientó en cómo tenía que ser la casa, qué materiales tenía que utilizar para construirla, y me fue asesorando hasta que dimos poco a poco con el modelo de casa que yo necesitaba.

Me dió mucha confianza el hecho de que insistiera en realizar la certificación Passivhaus como garantía de que me estaba haciendo bien la casa, para mi fue un punto clave. Pensé: este arquitecto está haciendo las cosas bien y quiere que yo me asegure que las está haciendo bien.

¿Cómo ha sido el proceso de construcción?

Lo peor ha sido la burocracia de los ayuntamientos, licencias y demás. Lo bueno es que Fran me estuvo acompañando y me fue llevando muy de la mano.

El proceso de construcción fue bastante rápido. Pensaba que íbamos a tardar mucho más en hacer la casa, pero en cosa de un año estaba ya terminada. Nos mudamos a finales de enero y llevamos ya 6 meses.

Nos dió tiempo a probar la casa en época de invierno y la verdad que nos quedamos sorprendidos, porque encendimos el sistema de calefacción de suelo radiante que tiene la casa. Era enero y hacía mucho frio, pero nuestra sorpresa fue que el suelo no llegaba a encenderse nunca; no hizo falta.

Incluso en enero, la temperatura de la casa se mantenia por encima de los 25 grados sin que saltara el sistema de calefacción porque no hacia falta.

¿Qué diferencia encuentras frente a tu anterior vivienda?

Yo vivía en San Sebastián de los Reyes, en un piso y lo que más he notado es la temperatura. Hay una diferencia brutal. Allí, en cuanto la calefacción se apaga, la casa se queda congelada.

También se notaba mucho el ruido exterior. Aquí lo hemos notado mucho: días de grandes tormentas y no nos hemos enterado, está muy bien aislada acústicamente.

Para mí es importante la ecología: que la casa no requiera un gasto energético elevado era uno de los puntos más importantes.

Otro punto importante es que yo soy alérgica al polen y a los ácaros, y esta vivienda tiene filtros para asegurar que el aire interior se mantiene limpio.

¿Qué consejo darías a otras personas interesadas?

Les aconsejaría que no se guiaran solo por el presupuesto, que se guíen por la confianza que les inspire la persona responsable.

Pedí presupuesto a varias empresas y aunque algunas te den un precio más económico, por lo que me han contado otros clientes que están haciendo sus casas con ellas, siempre surgen imprevistos que hacen aumentar el presupuesto y al final no es tan barato como te decían en un principio.

Hay que buscar una empresa de calidad, con alguien que te asesore correctamente y alguien de quien puedas tener referencias.

¿Cuáles han sido los costes energéticos?

Me dijeron lo que iba a gastar y no sabía si creérmelo o no y es cierto: estoy pagando una media de 60 euros mensuales, que incluyen luz, electrodomésticos, agua caliente y calefacción.

¿Te ha merecido la pena la inversión en una Passivhaus?

Estoy convencida de que sí. Tengo la impresión de que tengo la casa de mis sueños y eso es algo que no tiene precio.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies