Casas sostenibles y casas pasivas

casas sostenibles

Casas sostenibles en Madrid. MadridArquitectura. Casa certificada Passivhaus en Soto del Real.

Es habitual encontrar asociados los términos casas pasivas y casas sostenibles, pero hay diferencias importantes que conviene tener en cuenta a la hora de diseñar y construir la casa de nuestros sueños.

Una casa pasiva es una casa sostenible, realmente la más sostenible de las casas posibles; sin embargo, no todas las casas sostenibles son casas pasivas.

Mientras que la definición de una casa pasiva es clara y bien determinada, y está avalada por un certificado emitido por una entidad independiente ( Passivhaus Institute), una casa sostenible refiere su nombre a conceptos variados como casa ecológica, casa bioclimática, etc. y cuyas prestaciones no están ni parametrizadas ni sujetas al cumplimiento de un estándar, como sí ocurre con las casas pasivas.

Las casas pasivas poseen un diseño bioclimático, es decir, tienen muy en cuenta el clima en el que se asientan y construyen, y sus variaciones estacionales, y basan parte de su concepto y diseño en el aprovechamiento de la luz solar, la orientación, el sombreamiento, la ventilación natural, etc. Por lo tanto, las casas pasivas son bioclimáticas y sostenibles, pero no al revés. Podríamos decir que una casa bioclimática busca ciertas condiciones de forma activa, mediante el diseño y la forma, y una casa pasiva busca esas mismas condiciones bioclimáticas y otras características más, de una forma pasiva, casi basándose exclusivamente en parámetros constructivos, la física de la construcción, en lugar de buscar de forma exclusiva los puntos favorables que proporcionen las condiciones climáticas.

Resumiendo, una casa sostenible es cualquier casa que tenga presente aquellos diseños que busquen adaptación al clima, ahorro en el consumo de energía y un mejor confort interior, y en esto sí que coinciden totalmente con las casas pasivas, así que, para este artículo nos centraremos en ejemplos de casas sostenibles y de sostenibilidad arquitectónica.

Así que podemos hablar de casas bioclimáticas pasivas, que aprovechan las condiciones naturales y la utilización de sistemas en su construcción para disminuir al máximo posible sus necesidades de consumo energético, y, por otro lado, está el bioclimatismo activo, que busca no sólo disminuir el consumo sino que instala sistemas añadidos para aumentar su la eficiencia energética, llegando incluso a superar sus propias necesidades de consumo energético.

Desde hace siglos, la observación demostró a los que construían casas que la orientación de la fachada influía determinantemente en la temperatura de una casa. Si la fachada principal se orientaba al sur, recibía sol durante la mayor parte del día, lo que elevaba la temperatura interior en invierno y por lo tanto necesitaban cortar y consumir menos leña para calentar la vivienda.

De igual manera, en zonas donde hay muchas horas de sol y temperaturas elevadas, los habitantes descubrieron que si pintaban las paredes de blanco el interior se mantenía más fresco, y que si el tejado era de un color claro también se calentaba menos.

Así, progresivamente, la arquitectura ha ido encontrando respuestas a las necesidades de cada tiempo.

Las casas sostenibles

El calentamiento global, la carestía de las energías y la conciencia de intentar dejar un mundo mejor a los que nos sucedan, son argumentos de peso para explorar la posibilidad de vivir en una vivienda que tenga una huella energética negativa (que produzca más energía de la que utiliza).

Por esto, a la hora de construir nuestra casa pasiva y sostenible, tenemos que tener en cuenta el clima en el que va a ubicarse, para aprovechar al máximo las facilidades que la naturaleza nos da: sol, lluvia, viento, vegetación,…

Como ejemplo de viviendas sostenibles podemos encontrar la casa Fall House en California: tiene una fachada forrada de cobre para protegerla contra incendios y la corrosión, y otra forrada de vidrio para permitir la máxima entrada de luz. Esta casa trata de mejorar con su diseño las condiciones de ventilación natural.

http://www.fougeron.com/project/fallhouse

Otro ejemplo de Búsqueda de casa sostenible puede ser la “Magic Box” de Francisco Javier Neila.

Los edificios bioclimáticos sostenibles pasivos los podemos dividir en dos categorías:

  • Edificios de 0 emisiones: la casa es autosuficiente en consumo de energía, generando 0 emisiones de CO2.
  • Edificios con plus energético: edificios que no sólo son autosuficientes sino que producen más energía de la que consumen generando un balance positivo.

Como ejemplo de casa pasiva con plus energético podemos visitar la casa Plus House Larvik, en la Universidad Técnica de Dinamarca, en Copenhague, con 42m2 de paneles solares que generan más energía de la que se necesita para el consumo habitual del edificio, que puede ser destinada a proveer la energía eléctrica necesaria para cargar un coche eléctrico todo el año.

https://snohetta.com/project/188-zeb-pilot-house

Este mismo estudio de arquitectos ha renovado dos edificios de oficinas en Sandvika, Noruega, consiguiendo que sea el primer edificio de oficinas del mundo que genera más energía de la que necesita para funcionar. La energía que no se utiliza se envía a otros edificios en el parque Kjørbo (donde se ubican) y a una estación de hidrógeno Uno-X cercana.

El concepto Powerhouse, que pretende superar o llevar al límite al estándar passivhaus, significa una nueva tipología de edificios de energía positiva, que consiguen, en un período de 60 años, generar más energía renovable que el total de la energía necesaria para mantener el funcionamiento normal del edificio y además cubrir la energía consumida durante su construcción, incluida la energía consumida en la fabricación de los materiales intervinientes y también la energía necesaria para la demolición del edificio.

https://www.powerhouse.no/en/prosjekter/powerhouse-kjorbo/

En el campo de la vivienda residencial sostenible, podemos destacar la vivienda construida por Jared y Mindy Campbell, en Salt Lake, Utah, que tuvieron en cuenta desde la orientación y geometría de la vivienda hasta la instalación de celdas fotovoltaicas, que permiten calentar la casa, el agua y proporcionar electricidad para encender las luces y los electrodomésticos y cargar un pequeño coche eléctrico. Un concepto similar al anterior, que denominan “Net-positive”

http://cityhomecollective.com/community/blog/campbells-net-home

O la realizada por el australiano Robert McVicker, que construyó la conocida Vicker House, que desde 2014 acumula premios en sostenibilidad ya que no sólo genera más energía de la que gasta, sino que también recoge más agua de lluvia de la que consumen sus habitantes. La casa tiene piscina, varios frigoríficos, aire acondicionado, secadora e, incluso, una planta para tratar y reciclar sus propias aguas residuales.

La necesidad de desarrollar modelos de construcción que puedan llegar a todas las sensibilidades ha provocado que incluso el conocido diseñador industrial Philippe Stark se alíe con la firma Riko para desarrollar viviendas sostenibles prefabricadas.

El futuro de las casas sostenibles

Tal y como afirma Joan Rieradevall, del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la UAB, las casas sostenibles del futuro tendrán “un nuevo diseño adaptado a su entorno natural y en red con su entorno artificial. Las casas en el futuro serán autosuficientes gracias al aprovechamiento de los recursos locales como el agua y la energía del sol y a la producción de alimentos integrada” (https://www.arquitecturaydiseno.es/pasion-eco/las-casas-sostenibles-del-futuro_957/1#article-text).

Por ello podemos esperar que las casas pasivas y sostenibles se diseñen cada vez más para recoger eficientemente aguas pluviales, captar energía solar (o eólica si la zona lo aconseja), integrarse con intensidad en el paisaje, y reciclar las aguas residuales.

El futuro tiene que ser sostenible o no será, y para eso es necesaria la universalización de la construcción de casas pasivas sostenibles.

La actividad de MADRIDARQUITECTURA se centra en la construcción de edificios y casas sostenibles y pasivas. Construimos viviendas certificadas por el Passivhaus Institut.

Ofrecemos un conocimiento profundo de la construcción sostenible.

Nuestro equipo profesional cuenta con una gran experiencia en la construcción pasiva certificada. Un equipo humano profesional, propio y en constante formación, coordinado y dirigido por el arquitecto José Francisco Sánchez, redactor de los proyectos y diseñador passivhaus certificado. Como arquitecto responsable está presente en la obra de forma continuada, lo que permite minimizar errores, disminuir plazos, y obtener ejecuciones brillantes.

Garantizamos los resultados: construcciones bajo el estándar passivhaus.

Infórmese sobre casas sostenibles en Madrid:
609 088 293 jose@madridarquitectura.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies