Casas pasivas y ahorro energético Madrid

Sep 16 2022

/

Casas pasivas y ahorro energético

Las casas pasivas están construidas bajo un riguroso estándar que ofrece el máximo ahorro energético.
Una passivhaus o casa pasiva es una casa construida según un estándar de vivienda de origen alemán. Su principal objetivo es reducir al mínimo el consumo de energía y tener el máximo confort interior. Este tipo de viviendas aprovechan inteligentemente el calor del sol de manera pasiva, además de proporcionar un aislamiento muy eficaz y una ventilación controlada.

Principio de las casas pasivas y ahorro energético

El primer prototipo de casa pasiva se implementó en Alemania y fue desarrollado por el Dr. Wolfgang Feist en 1990.
El objetivo, era demostrar que se podía edificar una casa con un mínimo consumo de energía y a un precio razonable, incluso en zonas de clima extremo como centro Europa.
Gracias al ahorro energético de las casas pasivas y sus grandes ventajas, este concepto se popularizó y en 1991 ya se habían construido más de 10.000 viviendas en toda Europa. El Passivhaus Institute sentó las bases de construcción para casas pasivas sobre cinco principios:

1.- Aislamiento

La casa pasiva consume muy poca energía. Gracias a la calidad del aislamiento, las calorías aportadas por el sol y al funcionamiento de la ventilación, se genera un equilibrio y confort térmico. Las casas pasivas mantienen el calor que se genera de forma natural en su interior (habitantes, electrodomésticos, iluminación, etc.) y el que se recibe de los rayos del sol. De esta forma no es necesario ningún dispositivo de calefacción para regular la temperatura ambiente. El aislamiento irá colocado alrededor de la zona habitable, es decir, en muros, suelo  y tejados   Aislamiento térmico, estándar passivhaus El aislamiento  de una casa pasiva permite ahorrar energía.

2.- Carpinterías de altas prestaciones

Las ventanas y puertas forman parte de la envolvente de la vivienda y por lo tanto tienen que tener bunas prestaciones térmicas. Tendrán que tener gran capacidad aislante y estar bien colocadas para que no “entre aire” por  su perímetro por una mala colocación.

3.- Hermeticidad

Las casas passivhaus son casas herméticas al aire, es decir no dejan que entre aire del exterior ni que salga aire de interior por “huecos” que no vemos, por ejemplo, mecanismos de enchufes, perímetros de ventanas, y este tipo de espacios donde puede entrar aire. Al no tener esas corrientes de aire tendremos menos perdidas de calor y frío, y además tendremos mayor confort interior. Una buena hermeticidad permite que el aislamiento y la ventilación de la casa pasiva funcionen correctamente y sean eficaces. ¡Recordar que aunque sea una vivienda hermética siempre podemos abrir las ventanas cuando deseemos!

4.- Ventilación

Como ya hemos comentado antes, estas viviendas son herméticas, no tiene infiltraciones. Todas las viviendas necesitan ventilación para cubrir los requerimientos de salubridad. En estas casas se instala un sistema de ventilación mecánica con recuperador de calor. Este sistema se basa en una red de conductos que van a cada estancia, impulsando aire nuevo a cada habitación y extrayendo el aire “sucio de las estancias húmedas (baños, cocinas, aseos…). Esta máquina funciona de manera continua haciendo que siempre tengamos aire limpio, filtrado de alérgenos, pólenes, insectos… y atemperado. Este proceso ahorra el 75% del calor del aire saliente para transferirlo al calor entrante. José Francisco Sánchez, arquitecto de Madrid Arquitectura, nos habla de la ventilación y el aire limpio en las casas pasivas:

5.- Ausencia de puentes térmicos

La eliminación de los puentes térmicos reduce el riesgo de pérdida de calor. Muchos elementos que componen las casas permiten fugas de calor por los puntos de unión entre las paredes, el suelo, la cubierta… Estos puntos permiten la fuga del calor y por tanto un aumento de la necesidad de consumo energético. Una casa pasiva elimina todos los puentes térmicos lo que redunda en un ahorro de energía. Diagrama de pérdida de calor en una vivienda convencional. Casas pasivas y ahorro energético: Diagrama de pérdida de calor en una vivienda convencional.

6.- Orientación

La orientación no es un principio básico de passivhaus como tal, pero se considera crucial para un buen funcionamiento pasivo de la casa. Una casa pasiva tiene una arquitectura bien pensada en cuanto a su orientación. Retoman las características de los principios de las casas solares y bioclimáticas.  

Conclusión

Casas pasivas y ahorro energético son dos conceptos que van unidos. Las passivhaus son el resultado de una construcción inteligente y completamente eficiente. Su bajo consumo permite a los propietarios liberarse de las hipotecas energéticas. No tendrán que pagar altos costes en combustibles para calefacción o refrigeración durante la vida útil de la casa. Casas pasivas y ahorro energético Las casas pasivas permiten el máximo ahorro energético.   ¿Quieres liberarte del pago de altas facturas de consumo energético? ¿Estás interesado en construir una casa pasiva? Contacta con Madrid Arquitectura.

Noticias relacionadas