Concurso 25 viviendas bioclimáticas Valbuena de Duero

La intervención se ubica en un área con un entorno poco consolidado. La edificación más estacada es el depósito de agua, y la báscula también sirve de referencia por su uso.

Los desniveles del solar no son pronunciados y la vegetación es escasa.  Está rodeado de zonas de cultivos permitiendo esto observar un horizonte lejano.

En la ordenación parcelaria prima la idea de lograr una orientación que sea del mayor aprovechamiento posible a nivel energético y bioclimático.

Para ello se abre una calle en dirección E-O, dividiendo el solar en dos manzanas: una  al norte más grande y otra al sur más pequeña.

Permite esto organizar las parcelas con  orientación N-S,  surgiendo así tres bandas paralelas  de viviendas, dos en la manzana del norte, y una en manzana del sur. Las aceras se ordenan, nuevamente en tres bandas: una de paso peatonal, otra ajardinada y la tercera para el aparcamiento.

En cuanto a la vegetación, se propone plantar en las aceras, árboles autóctonos de tamaño medio, a fin de generar volúmenes verdes que contrasten y compensen lo construido.

Dicha vegetación será de hojas caducifolias a fin de lograr sombra en los días calurosos de verano y permeabilidad a la luz solar en los días fríos de invierno en las aceras que dan al sur. Y de hojas perennes en las acera que dan al norte, a fin de frenar los vientos.

Galería de imágenes

Criterios bioclimáticos

Para considerar que un edificio es bioclimático, se debe tener en cuanta unos principios previos en el diseño.  Entre los prioritarios estarían:

  • Lograr una calidad bioclimática de la envolvente del edificio, con un alto nivel de aislamiento de las caras ciegas, evitando puentes térmicos, y ventanas de baja infiltración y reducida transmitancia térmica.
  • Utilización de recursos bioclimáticos para la captación del calor y su  retención.
  • Selección de materiales según su naturaleza.
  • Agua caliente sanitaria producida por colectores solares.
  • Reducción de consumos y uso razonable del agua.
  • Racionalización del tipo, diseño y gestión de las instalaciones.
  • Iluminación y motorización de bajo consumo.
  • Reducción del consumo de energía reduciendo el consumo de iluminación artificial por un mejor aprovechamiento de la luz solar.
  • Reemplazar parte de energía consumida por una energía no contaminante y sostenible.

Gestión del agua

Los principios de racionalización del consumo del agua aplicados, son los que siguen:

  • Reducción de la demanda:
    • lo hacemos instalando elementos que controlen el con sumo: Ej. Cisternas  con doble pulsador, duchas economizadoras, etc.
    • Reguladores de presión.
    • Recirculación del A.C.S,
    • Sistemas de producción de A.C.S por medio de energía solar, con aislamientos adecuados en las tuberías.
  • Acumulación y uso de las aguas pluviales:
    • Para usos de riego. (Ver esquema).

Gestión de energía

Para lograr una menor demanda de energía, se propone:

  • Reducción de consumo:
    • Empleo de temporizadores en los locales que sea apropiado su uso.
    • Utilización de elementos de bajo consumo.
    • Aprovechamiento de la luz solar, disminuyendo la necesidad de la iluminación artificial.
  • Reducción de demanda energética:
    • En invierno
      • Reducción de pérdidas térmicas por los paramentos exteriores.
      • Producción de ACS, con paneles solares.
      • Captación del calor solar en invierno (ver esquema).
    • En verano
      • Control solar, en fachadas y huecos en verano (ver esquema).
      • Sistemas de ventilación cruzada (ver esquema).
      • Sistemas de enfriamiento pasivo.

Programa de viviendas

Partimos de la premisa de organizar la vivienda en tres bandas de acuerdo al uso de cada sector:

  • Zona pública: en la  que  se desarrolla la vida comunitaria y social de la vivienda. En este caso es el Salón de la vivienda.
  • Zona Privada: en la que las actividades son de índole más íntimas y privadas. Considerando como tales los dormitorios, aseo, baño y cocina.
  • Zona de circulación: tanto vertical como horizontal, es decir la escalera y los pasillos.

La planta baja consta de:

  • Salón con un muro de piedra en el extremo norte y un invernadero en el extremo sur.
  • Pasillo y la escalera;
  • Cocina,
  • Aseo
  • Un dormitorio

La planta primera comprende

  • Dos dormitorios con sus respectivas terrazas/balcones.
  • Un baño.
  • Pasillo y la escalera.

En el exterior de la vivienda se plantean la bodega en el patio norte, y garaje en el patio sur.

Criterios bioclimáticos

Se proyectan las viviendas con elementos y sistemas constructivos integrados en su arquitectura, que por sus características pasivas y mediante un uso adecuado, permitan que las casas se comporten con alta eficiencia energética.

Se ha optado por una orientación N-S, para lograr un mayor aprovechamiento de la luz solar aplicando así principios bioclimáticos y de sostenibilidad.

Estos quedan plasmados, en:

  • El invernadero que capta el calor de la luz solar, calentado aire que luego es recirculado hacia el interior de al vivienda.
  • El muro de piedra que atrae y atrapa el calor de la luz solar, soltándolo hacia el salón.
  • Las placas solares: con ellas se economiza en el uso de otras energías para el calentamiento del agua necesaria en la necesaria en la vivienda.
  • Muros con suficiente inercia térmicas y alto nivel de aislamiento.
  • Ventanas con carpintería con rotura de puente térmico, y doble acristalamiento.
  • Celosías con aislante térmico.
  • Cortinas de control solar en el invernadero.

El proyecto esta pensado para que se pueda acceder a la  vivienda tanto desde un ingreso norte o sur, sin perjudicar ni cambiar la orientación, y por tanto no perder ninguno de estos elementos bioclimáticos.

¿Interesado en nuestros servicios de arquitectura?

Contacta ahora